Catedral de San Juan

La Catedral de San Juan, construida en el siglo XVI, ha sido fiel testigo de la historia de Varsovia. Fue destruida por los nazis y hoy es una de las catedrales más llamativas de la capital.

La histórica catedral de San Juan fue construida en el siglo XIV y es la iglesia más antigua de Varsovia. La catedral está considerada Patrimonio de la Humanidad por su belleza arquitectónica y por los horribles sucesos que sufrió durante la Segunda Guerra Mundial. Alberga la sede episcopal de la archidiócesis y es la iglesia más querida por los varsovianos.

Un poco de historia

La catedral de San Juan está íntimamente ligada a la historia de Varsovia. A lo largo de los siglos, ha acogido las ceremonias de coronación de los monarcas polacos, ha albergado reliquias de la Corona y ha dado sepultura a importantes personajes históricos.

Desde el siglo XVII, la catedral de San Juan está conectada con el Castillo Real de Varsovia por un túnel elevado que se construyó tras el intento de asesinato del rey Segismundo III mientras iba misa.

Durante el Alzamiento de Varsovia de 1944, los nazis introdujeron un tanque en la catedral, provocando daños irreparables. Las explosiones en el interior y en el exterior de la catedral se saldaron con el 90% de la catedral reducida a escombros.

El interior

Con el fin de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad de Varsovia comenzó a resurgir de sus cenizas. La fachada exterior de la Catedral de San Juan se reconstruyó a partir de unas ilustraciones del siglo XIV, y en el interior se imitó la bóveda estrellada de la antigua iglesia.

En el interior de la Catedral de San Juan descansan los sepulcros de varios duques de Mozavia, del último rey polaco Estanislao II y del Premio Nobel de Literatura Henryk Sienkiewicz.

Horario

De lunes a sábados: de 10:00 a 17:00 horas.
Domingos: de 15:00 a 17:00 horas.

Precio

Entrada general: 5PLN.
Estudiantes y mayores de 65 años: 3PLN.

Transporte

Autobús: líneas 160, 190 y 527.
Tranvía: líneas 4, 13, 18, 20, 23, 26 y 28.